Nuestra

Historia

Hechos reseñables

Nuestra sede central del Grupo Agroponiente se encuentra ubicada en el Polígono de La Redonda, junto a la autovía del Mediterráneo A7 y en pleno corazón del Poniente almeriense. Nació en el año 1987 de la mano de un grupo de empresarios que crearon un sistema que persigue equiparar calidad y precio de los productos, se creó el primer almacén mixto de comercialización hortofrutícola, compuesto por una subasta y un almacén de confección y comercialización en destino.

En octubre de 1987 empezó a andar el negocio, con una nave de 10.000 metros en la que una zona estaba destinada a la subasta y otra al almacén de confección. Agentes comercializadores de gran potencial en la zona decidieron unir sus fuerzas para poner en práctica una idea innovadora: una empresa que combinara la fuerza de la subasta en origen con la del almacén de confección y venta en destino, dos modalidades de comercialización hasta ese momento incompatibles.

Al frente de la gerencia se colocó a Diego Amat, entonces administrativo en otra empresa del sector, a quien se incorporó también como accionista y que, cuatro años más tarde se convertiría en presidente de la compañía. En la gerencia le sucedería Antonio Escobar, que hoy día continúa siendo el director general del Grupo, rodeado de un equipo de profesionales que, en su mayoría, se ha formado y ha crecido dentro de la empresa, pasando por diferentes puestos del escalafón. El ejemplo más claro es el de Antonio Román, que comenzó como camarero en el bar y hoy día es Director de Aprovisionamiento. La formación es el pilar sobre el que descansa esta parte de la ‘filosofía Agroponiente’.

En los primeros años Agroponiente supuso una auténtica revolución en el sector y en la zona, siendo recordadas aún las colas de agricultores para vender su producto en la nave del Polígono La Redonda, que en ocasiones daban una vuelta entera a las instalaciones y continuaban por la carrera, de lunes a domingo.

Las primeras adquisiciones de maquinaria fueron una línea de pimiento y otra de pepino, además de una cámara y la incorporación de empleados especializados tanto en la subasta como en la comercialización en destino.

La filosofía de innovación, crecimiento y potencialidad empresarial se vio plasmada ya en 1989, cuando se puso en marcha la segunda nave de la empresa, conocida en el mundillo agrícola con varios nombres, desde Agroponiente 2 hasta Cuatro Vientos, Guardias Viejas o ‘el Golfo’.

La empresa era, ya por entonces, un próspero negocio que había suscitado la confianza de agricultores y clientes y, fruto de esa progresión, la compañía se planteó la conveniencia de dar el salto a la otra gran zona productiva de cultivos bajo abrigo en la provincia. Así nació, en 1990, Agroponiente Níjar, especializada en el producto por excelencia en esa zona, el tomate, pero también con gran potencial en sandía en temporada. La expansión de Agroponiente no ha cesado desde sus inicios y, al año siguiente, se finalizaba la construcción de la segunda nave en las instalaciones centrales de Agroponiente, en el Polígono La Redonda, que se destinaría al almacén de confección desde entonces y hasta ahora.

Incluso SAR el Príncipe Felipe de Borbón visitó en 1997 las instalaciones de Agroponiente, en una visita institucional que estuvo acompañada por todo el protocolo y una tremenda expectación en la zona. Su espontaneidad le hizo saltarse el protocolo y, además de visitar la nave de confección, que era lo inicialmente previsto, quiso conocer el trabajo de la subasta.

Para entonces, Agroponiente SA se había convertido ya en Grupo Agroponiente, incorporando una segunda empresa, que primero fue Agroponiente SAT y más tarde Agroponiente Natural Produce SL, que se dedica básicamente a la exportación y comercialización en destino. La siguiente gran inversión de Grupo Agroponiente fue, en 2001, la puesta en marcha de Vegacañada, una empresa especializada en tomate, melón y sandía, ubicada en la zona de La Cañada-El Alquián (Almería), que en pocos años se ha convertido en un símbolo de la calidad en estos productos y en toda Europa.

Agroponiente ha desarrollado así una historia de constante crecimiento, pero también de apuesta clara por la calidad, la seguridad alimentaria y, sobre todo, por la innovación.

Si en su día fue el primer almacén mixto de comercialización, posteriormente ha ido incorporando grandes hitos que se han extendido más tarde por todo el sector, como la llegada de los ingenieros técnicos a las subastas, la incorporación de certificaciones de calidad y controles de seguridad externos a la producción, la apuesta por el producto terminado en campo o por los envases de un solo uso.

Con el paso del tiempo, Agroponiente ha ido creciendo para responder a las demandas de los agricultores y adaptarse a las necesidades de la agricultura almeriense. Se ha cimentado en pilares como el afán de servicio, la identificación con la innovación, la calidad y la seguridad alimentaria, la apuesta clara por los profesionales y su formación continua. Todo ello ha dado como resultado que más de 2.500 agricultores confíen en Agroponiente, trayendo su género durante los 365 días del año.

Puedes ver nuestra Política de Cookies. Esta página utiliza cookies propias y de terceros con el fin de mejorar el servicio. Si continuas navegando, aceptas su uso.
Aceptar Cookies