Los centros de recogida, para el agricultor, comodidad y ahorro en logística y transporte

Hace once años que empezó a trabajar en el área de ‘Entradas’ de Agroponiente, en concreto del almacén de confección de las instalaciones centrales, en el Polígono La Redonda. Su padre fue toda una institución en el desempeño de esa labor y él ha cumplido ya una década en ello.

Bernardo Villegas Moyano (33 años, Almería) llegó a Agroponiente procedente de otro sector y se ha consolidado como un valor en cuanto a la atención al agricultor y la organización logística entre los diferentes centros de la empresa.

Tres son los pilares de su trabajo: la atención y comunicación con el agricultor, la logística de producto entre centros y el control de calidad.
Empecemos por éste último, ya que la calidad del producto es uno de los sellos representativos que Agroponiente imprime a su compromiso corporativo y él es una pieza importante en los procesos que rodean a todo ese trabajo.

bernardo-entradas
Bernardo Villegas Moyano, Área de Entradas de la Comercializadora de La Redonda.

Control de calidad

Los procesos de control de calidad no se ciñen únicamente a la comprobación de que se cumplen los estándares a los que se compromete Agroponiente, sino también a aquellos que son necesarios para que cada cliente encuentre en sus partidas justo aquello que ha demandado.

Dicho de otro modo, en el área de Entradas, según el propio Bernardo, “se da un paso muy importante a la hora de la clasificación definitiva del producto, se trabaja para que el producto que viene del campo se divida en partidas que irán cada una a un cliente, según lo que éste haya solicitado”.

Atención al agricultor

Otro sello representativo de Agroponiente es su afán en el servicio al agricultor. “Estamos en una empresa en la que todos los procesos se diseñan en función de cómo beneficiar al máximo al agricultor. Por ejemplo, hace años se creó una estructura de centros de recogida de producto, que coordinamos desde aquí, y que supone para el agricultor un avance importante en cuanto a comodidad y ahorro en la logística y el transporte. Es un ejemplo de cómo la empresa no para de estudiar métodos para favorecer a nuestros agricultores”.

“Los centros de recogida[…]suponen para el agricultor un avance en cuanto a comodidad y ahorro en la logística y el transporte.”

En la zona de Entradas, la comunicación con el agricultor es constante y directa. Entre otras cosas, “existen unas exigencias de los mercados que nosotros trasladamos al agricultor y éste, que es un profesional de este negocio, lo entiende perfectamente. Es importante tener mucha comunicación con el agricultor, para que ellos sepan exactamente lo que se les pide. Tratamos mucho con agricultores. Por lo general el agricultor que tenemos está contento, porque cualquier problema que pueda tener se le da una solución eficaz y rápida”.

Además, Agroponiente ofrece al agricultor dos formas de comercializar su producto: a través de la comercialización en origen o del almacén de confección. Para Bernardo, “cada vez hay menos diferencias. En realidad, hoy por hoy la diferencia es básicamente en temas como horarios, momentos de conocer los precios, etc. En el almacén por ejemplo no hay horarios de entrada de producto”.

Logística

Otro de los cometidos de Bernardo Villegas es la coordinación de la logística entre los centros de recogida. En este sentido, también es fundamental “la comunicación, porque son procesos muy rápidos, ágiles y que han de funcionar constantemente, para que la mercancía esté donde se la necesita en cada momento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *