La agricultura es mi vida, lo que me gusta hacer y lo que me hace feliz

Lo tiene muy claro. A Antonia Ruz Puga, “lo que más feliz me hace y lo que más me gusta es la agricultura. Aquí -en su invernadero- es donde soy más feliz y por eso no me importa echar horas y horas”.

Cuando habla de “aquí”, Antonia se refiere a su finca de Abrucena. A pesar de ser una granadina de Huéneja, desde hace quince años es una abrucenense más, que trabaja una finca de una hectárea que en el ciclo de Primavera-Verano produce desde hace seis años tomate negro, el Tomachoc de Agroponiente; y en invierno calabacín.

antonia-agricultora32
Antonia Ruz Puga, agricultora de Agroponiente, junto con nuestro Técnico Agrícola José Manuel Rueda.

Una agricultura diferente

“Trabajar aquí en la sierra tiene sus peculiaridades. Es muy diferente a la zona de costa. Aquí todo va más rápido, porque en verano el calor aprieta, hay muchas horas de sol y luz y además el agua ayuda a que la planta crezca y se desarrolle a mayor velocidad. Aquí hay que hacer en tres meses lo que en la costa se hace en seis. Y se hace”.

Las condiciones de la sierra, por tanto, son muy diferentes a las de la costa. “Aquí es más difícil producir, pero también es cierto que la tierra roja sobre la que lo hacemos, el agua, la temperatura y las horas de sol hacen que obtengamos un producto muy demandado, con un sabor espectacular. Aquí la noche es más fresca y eso hace que la planta se recupere y, por tanto, que al día siguiente vuelva a estar en perfectas condiciones tras el calor del día”.

antonia-agricultora4
Antonia Ruz Puga en su invernadero de tierra roja y su cultivo de tomachoc.

Invierno: calabacín y nieve

Eso en cuanto al tomate. Pero en invierno planta calabacín, “para lo cual tenemos el invernadero preparado con doble techo y todo listo para resistir las bajas temperaturas. Hay días que fuera del invernadero está nevando y dentro estamos trabajando en manga corta”.

“Agroponiente se preocupa de nosotros”

Seis años lleva Antonia, igualmente, trabajando con Agroponiente. “La verdad es que, hoy por hoy, estoy convencida de que es la mejor empresa que hay en el campo almeriense. El motivo es simplemente porque se preocupa por nosotros, los agricultores. Aquí no hay otros intereses, sino que nosotros podamos desarrollar lo mejor posible nuestro trabajo.

antonia-agricultora5
Antonia Ruz Puga, agricultora, y José Manuel Rueda, técnico agrícola, en el invernadero de tomachoc.

Sus técnicos nos ayudan, nos asesoran y están en permanente contacto con nosotros y, además, se han preocupado de instalar un centro de recogida en Gérgal. Si no fuera así, los agricultores de aquí tendríamos que llevar el producto a Almería, con lo que ello supone. Y otra cosa importante: te asesoran pero no te imponen; la decisión es tuya siempre”.