La información acerca de los mercados es primordial

Joaquín Morales, más conocido como Quino, lleva 24 años en Agroponiente “y ojalá que fueran otros 24 más”. Entró en la empresa, en su pueblo, Níjar, cuando prácticamente era ‘un niño’ y ahora es ya un referente en el negocio hortofrutícola nijareño y almeriense. Su trabajo “consiste en las labores comerciales en mercado nacional, labores de campo, asesoramiento al agricultor, control de calidad en las sandías y un poco de todo” y tiene claro que “este trabajo tiene que gustarte y al final es como una familia, como tu casa”.

Codo con codo con el agricultor

Para él, como para prácticamente todo el mundo en Agroponiente, la figura central sobre la que giran todos los procesos es la del agricultor. En sus propias palabras, “el sector depende del agricultor y el agricultor también depende del sector. Ambos tenemos que tener confianza en el otro. Nosotros hacemos una labor de asesoramiento al agricultor, sobre precios, sobre productos y sobre todo lo que tiene que ver con el cultivo”.

Y al mismo tiempo está absolutamente convencido de que Agroponiente es una empresa que ofrece un importante servicio al agricultor, ya que “hoy en día, es importante que comparta con nosotros el trabajo. Ellos nos preguntan y nosotros también a él. El agricultor debe saber en todo momento cómo está el mercado, las nuevas variedades y todos los detalles del camino que hay que recorrer. Le traspasamos al agricultor todo lo que los clientes demandan. No es que seamos adivinos, pero sí manejamos mucha información sobre lo que demanda el mercado”.

quino-sandia
Joaquín Morales, junto con las marcas de sandía de Agroponiente.

En este sentido, Quino valora especialmente el papel de traspasar información desde los mercados hacia el campo que lleva a cabo la empresa. Según él, “nuestra labor se basa en la información; la información de los mercados es esencial y nos permite tomar decisiones y adelantarnos a lo que va a ocurrir”.

Ahora, la sandía…

Como el resto de la empresa, Quino y el equipo de Agroponiente Níjar centran parte de sus esfuerzos en la campaña de melón y sandía, especialmente sandía en la zona nijareña, puesto que se trata de un área donde este producto tiene unas condiciones muy favorables para la obtención de calidad y, por ende, una fama en los mercados.

“En la zona de Níjar, la sandía tiene nombre por el tema del agua, de la tierra y de todas las características con la que se cultiva. Ello hace que los marquistas de sandía la tengan muy en cuenta e incluso tenga más valor, sobre todo para mercado nacional. Pero además de esas condiciones naturales, en Agroponiente cuidamos el cultivo especialmente y prestamos especial atención al corte de la sandía. El mejor cortador es el de arriba, el que manda. Las sandías tienen unas condiciones de precio muy concretas y suben poco y cuando bajan lo hacen de golpe. Pero nosotros cortamos el producto cuando está de cortar, no antes ni después”, asegura este profesional de Agroponiente.
Es el de la sandía un trabajo intenso, ya que “en invierno el trabajo tiene más continuidad, más de día a día. Las sandías, en verano, es mucho trabajo en poco tiempo, más fuerte e intenso, en menos tiempo”.

quino-sandia-fashion
Joaquín Morales, comercial de Agroponiente en el centro de Níjar.

… pero planificando el invierno

Pero además, el equipo profesional de Agroponiente ya se encuentra, a estas alturas, inmerso en el trabajo previo y de planificación de la campaña del próximo otoño e invierno y, en concreto, “la empresa se encuentra analizando cómo están los mercados y el campo de cara a la próxima campaña. Vemos que se va a plantar mucho producto que no es tomate, como calabacín, pepino o pimiento. El año no ha sido bueno en tomate y hay otros productos que cuesta cultivar, como el calabacín”.

Eso sí, especialmente en los años más duros, Agroponiente redobla esfuerzos para colaborar con los agricultores para sacar sus plantaciones adelante, o dicho de otro modo, “nosotros tenemos que apoyar al agricultor en todos los sentidos”.