La manera de diferenciar el Tomate Raf de otros tomates es por el sabor

Si hay un tomate que ha logrado sobresalir entre los demás por sabor, dulzor, reconocimiento y posicionamiento de marca ése ha sido el Tomate Raf. De aspecto arrugado, verde muy oscuro casi negro en la mata y virando progresivamente a tonos rojizos en la madurez, el Raf es, hoy por hoy y ya desde hace tiempo, el tomate más buscado, más valorado y más afamado de cuantos se comercializan.

Y Javier Ferre Soto es uno de los agricultores que lo cultivan en el Campo de Níjar, en concreto en la zona de Campohermoso, para comercializarlo posteriormente a través de Agroponiente.

javier-ferre-agricultor-agroponiente
Javier Ferre Soto, agricultor de Agroponiente en su invernadero de Tomate Raf.

Javier es segunda generación de una familia de agricultores, que antes de Raf han cultivado judía, sandía, pimiento, melón, tomate pera o calabacín, entre otras variedades y hortalizas, y que lo siguen haciendo, combinándolo con el propio ‘Resistente Al Fusarium’, que son las tres palabras que dan origen al acrónimo RAF.

Su familia lleva toda la vida pegada al campo y él también, aprendiendo el oficio, familiarizándose con el cultivo bajo plástico, aplicando todas las estrategias que creen conveniente para apostar por la calidad y el mejor resultado y mejorando año a año sus productos.

¿Cómo diferenciarlo? Por el sabor

El Raf es un cultivo que requiere mucho esfuerzo, más que otros, a pesar de lo cual hay agricultores como Javier que se especializan en él. Obviamente la razón es la búsqueda de rentabilidad y, en su caso, el aprovechamiento máximo de unas condiciones muy concretas de la tierra, el agua y el clima. “Está claro que buscamos rentabilidad, aunque cada vez es más difícil, porque cada día hay más variedades parecidas al Raf, que no requieren una inversión tan alta y cuyas valoraciones se van aproximando a la de éste”.

Lo dice un agricultor que cultiva el llamado ‘Raf auténtico’ y que demanda que “el mercado haga un esfuerzo por ver las diferencias entre éste y otras variedades parecidas. Hay que premiar las características especiales, diferenciadoras y en definitiva de mejor sabor del Raf. La única manera de diferenciarlo de otras variedades similares es comerlo, porque en el sabor sí se aprecia claramente la diferencia”.

tomate-raf-agroponiente
Caja de Tomate Raf en el invernadero de Javier Ferre.

Además, Javier augura que, si no se produce esa diferenciación y valoración por parte de los mercados, “se corre el riesgo de que los agricultores apuesten por esas otras variedades más fáciles y económicas de producir, pero que evidentemente no tienen el mismo sabor”.

El agricultor lo tiene claro: “el Raf es sabor, sobre todo sabor; y el máximo sabor lo adquiere en los meses de invierno, cuando más frío hace; entre noviembre y abril. Es un tomate muy dulce con respecto a los demás”.

Un cultivo muy especial

A sus 30 años, Javier es responsable de su finca y comparte terrenos y proyectos con el resto de su familia. En su explotación de Raf sólo se cultiva un ciclo al año, “porque se trata de un cultivo que requiere mucha especialización y unas condiciones muy especiales. El resto del año cultivamos otras variedades y hortalizas en los demás invernaderos y nos dedicamos a cuidar éste para que el desarrollo del Raf sea el óptimo”.

tomate-raf
Cultivo de Tomate Raf en Campohermoso, del agricultor Javier Ferre.

Un cultivo que requiere unas condiciones muy especiales, como “poca agua y humedad, mucha conductividad, suelos arenosos y una estructura que favorezca que la humedad se escape, es decir, invernaderos altos y estrechos como éste que hicimos así expresamente en su momento”.

No cabe duda, y así lo reafirma Javier, de que se trata de “un cultivo singular, que requiere mucho trabajo y mano de obra, siete días a la semana, en el que es importante innovar y estudiar muy bien las condiciones de clima y terreno, puesto que no todos son válidos para él”.

Puedes ver la entrevista en vídeo pinchando aquí.