Gente de Agroponiente

Hola amigos. Mi nombre es José López y soy el jefe de ventas de Agroponiente. Por el titular, alguno os habréis preguntado de qué voy a hablaros. Y la respuesta es sencilla: os voy a hablar de esta familia, de la que componemos la gente que trabajamos en Agroponiente, algunos desde hace más de un cuarto de siglo.

Es posible que sea porque yo personalmente llevo el ADN de Agroponiente, porque son muchos años aquí y porque ésta es y será siempre mi empresa. Pero el caso es que tantos años aquí me han llevado a la conclusión de que esta empresa ha llegado a lo que es porque la gente que trabaja en ella es diferente, tiene una vinculación y una implicación especial.

Estoy hablando de todos, desde los comerciales, que están todo el día pateando los campos, las fincas y también los mercados, buscando nuevos nichos y nuevos productos, defendiendo nuestra marca y tratando de colocarla en la situación que se merece siempre, hasta la gente del almacén, los corredores y comerciales que defienden el género siempre, cada día, como algo suyo, algo propio; los mozos, los apuntadores y los pesadores, responsables siempre con su trabajo, sacrificando todo el tiempo del mundo y más, entregados a los clientes y a los agricultores, muchas veces hasta altas horas de la madrugada, pensando en el bien de todos los que integramos la cadena.

Es una filosofía de trabajo que todos los miembros de esta familia de Agroponiente cumplimos a rajatabla, desde los directivos, que también están entregados a la empresa las 24 horas del día, hasta cualquiera de los trabajadores que cada día ponemos toda nuestra ilusión en trabajar para que las hortalizas del campo almeriense, que son las mejores del mundo, lleguen en las mejores condiciones a los mercados de toda Europa y para que los clientes las valoren económicamente lo más adecuadamente posible.

Una filosofía de trabajo, una forma de ser, que redunda directamente en vosotros, en los agricultores, que sois los que recibís las consecuencias de todo ello. Supongo que lo sabéis, pero me gustaría que no os quedara ninguna duda de que vosotros, los agricultores, sois la causa principal de esta forma de enfocar nuestra vida profesional que tenemos toda la gente que componemos Agroponiente.

En todo caso, me vais a permitir que utilice estas líneas para dar las gracias y la enhorabuena a todos esos profesionales que comparten con nosotros esta empresa, por su sacrificio, por su trabajo y por su forma de acometerlo. Gracias y es un honor ser compañero de gente tan valiosa.