La satisfacción de nuestros clientes, nuestro principal objetivo

No hace mucho tiempo, la demanda de género por parte de nuestros clientes exigía una calidad externa superior del producto, siendo los aspectos externos (presentación, apariencia, uniformidad, madurez y frescura) componentes principales de la decisión de compra y su grado de satisfacción.

En la actualidad la calidad interna del producto, relegada anteriormente a un segundo plano, cobra mucha importancia para los clientes, exigiendo a sus proveedores  la seguridad alimentaria de sus productos. Este hecho hace que, en las empresas del sector, surja la necesidad de establecer normas y protocolos de calidad encaminados a asegurar la producción de productos seguros desde el punto de vista alimentario.

Hace ya más de 10 años que Agroponiente apostó por garantizar un producto seguro al consumidor utilizando todas las herramientas que disponía y enfocando sus productos hacia la seguridad alimentaria, indispensable para obtener un producto de calidad, sano y seguro. Para ello implantó la norma ISO 9001 y los protocolos BRC, IFS y GLOBALGAP, todos ellos consolidados con el paso de los años siendo pilares fundamentales para asegurar la calidad y seguridad de los productos que comercializa.

Pero Agroponiente quiere ir más allá, satisfacer las necesidades cada vez más exigentes de sus clientes y abarcar los mercados más demandantes como los del continente americano. Para ello, ha adaptado y transformado sus estructuras e instalaciones para asegurar la defensa alimentaria de los alimentos, posicionándose un paso por delante a la mayoría de las empresas del sector y aportando valor al cliente ofreciéndole unas condiciones de producto superiores a las que espera recibir.