Los controles de Rusia

Nos llegan noticias desde Rusia que apuntan a que la situación internacional y el conflicto que, en concreto, viven este país y sus vecinos bielorrusos, han hecho que los primeros, que constituyen un enorme mercado para el continente europeo y, específicamente, para nuestras hortalizas, estén extremando sus precauciones y controles sobre las frutas y hortalizas, para evitar cualquier tipo de problema.

Cuando en los mercados internacionales se habla de controles y precauciones para con nuestros productos, suele ser sinónimo de preocupación, porque al fin y al cabo lo que están examinando es nuestro producto y nuestro negocio depende de que esos controles se pasen con garantías.

Sin embargo, desde un punto de vista lógico, es normal que el que compra extreme sus precauciones, porque al fin y al cabo ese producto lo tendrá que vender más tarde y siempre tendrá más facilidad para hacerlo si se trata de un producto de calidad, que respeta las normas establecidas y que satisface al cliente y al consumidor final.

Pero además, el extremar esos controles pueden ser hasta positivos para una empresa como Agroponiente y para los agricultores que se engloban en su estructura, puesto que nuestra apuesta es claramente por la calidad, por hacer un producto que se defienda bien en los mercados y que se diferencie de los demás por su excelencia. Un producto que, con esas premisas, tenga más facilidad para ser mejor valorado por quienes nos compran.

En nuestro caso, no me cabe ninguna duda de que todos podemos estar muy tranquilos, porque el producto es de una calidad extraordinaria, el equipo de trabajo está formado por los mejores agricultores del mundo y por profesionales que nos dejamos la vida en esto de vender el género lo mejor posible y la empresa ofrece al mercado una imagen de calidad, solvencia y buen hacer. Por eso no podemos descuidarnos en ningún momento, porque el mercado nos exige la calidad que sabe que podemos dar y nosotros tenemos que pedirle la mejor valoración económica.

Día a día nos esforzamos en conseguir la mejor venta de nuestras frutas y hortalizas y el trabajar cada día muy duro, como llevamos haciendo tantos y tantos años, para que las valoraciones económicas sean las mejores y el producto responda a las expectativas de los más exigentes.