Primero, escuchar; después, responder

En apenas un mes, Grupo Agroponiente ha sumado dos nuevos centros logísticos a su estructura de atención al agricultor. Con la incorporación de los centros de Águilas (Murcia) y Benalúa de Guadix (Granada), el número de almacenes de la empresa asciende a 21, entre puntos de recogida y organización logística de producto, almacenes de confección y centros de comercialización en origen.

Almería, Granada, Sevilla, Jaén, Murcia y La Mancha son los territorios en los que se cultiva el producto que comercializa Grupo Agroponiente, con sus empresas Agroponiente y Vegacañada.

Y allí donde hay un agricultor de Grupo Agroponiente, muy cerca hay un centro logístico donde le prestamos toda nuestra colaboración, nuestro asesoramiento y gestión técnica, nuestra estructura para llevar el producto al almacén más próximo o más interesante desde el punto de vista comercial y logístico y donde nos ponemos a su disposición para cualquier cosa que pueda necesitar.

En Grupo Agroponiente somos más de 1.000 profesionales atendiendo a más de 2.500 agricultores, trabajando todos los días porque el agricultor encuentre su sitio, el cariño y el trato personalizado que se merece, las soluciones a sus problemas y demandas y la inteligencia corporativa y comercial que necesita para que su negocio sea viable.

Empezamos hace décadas en El Ejido. Después llegaron Níjar, Almería, Roquetas, Berja, Adra y otros centros en tierras ejidenses, para dar luego el salto a la Costa de Granada, a Jaén y al resto de lugares en los que se produce el género que comercializa nuestra empresa.

Y no paramos. Esa filosofía de estar siempre junto al agricultor, allí donde está y donde nos necesita, no ha hecho nada más que empezar. Vamos a seguir, vamos a continuar creciendo y dando soporte a nuestra gente.

Es la filosofía que desarrollaron desde el primer día los fundadores de la empresa y la que hoy, después de todo el camino recorrido, no sólo sigue vigente sino que lo está más que nunca.

Ah, y una cosa muy importante: escuchándoos. Sólo así hemos conseguido dar tantas respuestas. Primero, escuchar; después, responder.