Solvencia, claridad, innovación y servicio

Agroponiente va a cumplir, en 2017, 30 años de vida. Durante todo ese tiempo, han cambiado muchas cosas, sobre todo porque el carácter innovador y pionero de la empresa ha hecho que así sea; pero hay otras que se han mantenido inalteradas. Entre ellas, creo que hay que destacar sus pilares básicos, la filosofía  corporativa que ha presidido todas sus acciones, sus objetivos y su evolución y que se ha cimentado sobre aspectos como el servicio al agricultor y al cliente, la innovación y modernización, el afán de servicio y la claridad a la hora de hablar con claridad y a la cara a quienes han compartido con nosotros estos años.

Vivimos tiempos en los que no siempre se habla con claridad al agricultor. El agricultor, eso lo sabemos, es la pieza clave del proceso de comercialización hortofrutícola, el primer engranaje que hace que el resto se muevan, el inicio de todo, la piedra angular que, si se retira, hace caerse al edificio.

El agricultor no pide mucho. Es más, llegado este momento en el sector, prácticamente se conforma con mantener vivas y rentables sus explotaciones. Poco más. Y ése es un objetivo al que tiene derecho, lo cual convierte en nuestra obligación, la obligación de las empresas comercializadoras, buscar mercados que sepan valorar la calidad, seguridad y adaptación a las demandas externas con las que trabajan nuestros agricultores, los agricultores de Agroponiente en concreto.

Este verano, en Agroponiente hemos querido hacer un estudio comparativo entre los precios medios del sector en cada producto y las medias que pagó nuestra empresa en la pasada campaña. Los resultados han sido los que suponíamos: Agroponiente paga más que la media del sector en todos los productos que comercializa. Nos parece que ése es un dato muy importante, concluyente y que el agricultor merece conocer. Y por eso lo hemos contado.

Poder conseguir tal logro no es ni fácil ni fruto de un día, sino que es resultado de muchos años de trabajo con clientes de todos los países de Europa, que campaña tras campaña han ido confirmando que Agroponiente es una empresa en la que pueden confiar y por cuyos agricultores merece la pena apostar. Esa búsqueda constante de clientes solventes y que confíen en nosotros no acaba nunca, se renueva cada temporada.

Pero además de este mensaje, también es importante que resaltemos otra realidad que nos hace singulares y que es la solvencia. Posiblemente ésta sea la campaña de la solvencia, porque los mercados, tanto en origen como en destino, nos han demostrado en los últimos años que tan importante es conseguir un precio concreto por producto como tener la certeza de que ese precio va a ser respetado. Después de esos casi 30 años, creo que estamos en disposición de asegurar que Agroponiente se ha ganado el calificativo de empresa solvente, cumplidora, segura.